Trabajar con una identidad visual coherente y estratégica significa mucho más que embellecer la superficie de una marca o, en este caso, de una propuesta para lograr un proyecto financiado por la UE.

Hay quienes dicen que los colores y las imágenes adecuadas hablan más fuerte que las palabras, y esto se debe principalmente a que los seres humanos no se sienten atraídos por entender algo sólo leyendo palabras. En la mayoría de los casos, las palabras deben tener una conexión con algo visual para que captemos la idea y la asociemos directamente con nuestras emociones y sentimientos. Debemos sentir una conexión de algún tipo, y así es como los parámetros de una identidad visual que sea coherente pasan a desempeñar un papel más importante en todo este tema.

¿Cuáles son los principales elementos de una identidad visual homogénea?

  1. El logotipo y las submarcas
  2. La paleta de colores
  3. La tipografía
  4. El estilo fotográfico
  5. La ilustración/el estilo iconográfico

Llegados a este punto, quizá te preguntes por qué todo esto es importante en el mundo de la escritura de propuestas para la UE o la gestión de proyectos Europeos.

Entender las aplicaciones de los elementos que componen una identidad visual es clave para comunicar tus ideas y ayudar a la persona que está al otro lado del papel a conceptualizarlas y visualizarlas.

La Comisión Europea pasa mucho tiempo leyendo propuestas que son extensamente largas y con mucho texto, y entendemos que este proceso puede ser agotador. Ayudar a la vista a moverse por el documento, pero añadiendo una paleta de colores y gráficos o figuras relacionadas que resuenen con el tema y las ideas de la propuesta, podría facilitar este proceso a mayor escala. Incluso puede ayudar a que entendamos los principios de la propuesta de una forma más resumida.

Por otro lado, cuando se trata de proyectos de la UE ya financiados, para establecer una conexión directa con los objetivos y metas del proyecto y el público al que va dirigido, deben de seguirse ciertos estándares visuales específicos.

Estas son algunas de las razones por las que es importante seguir las direcciones de la identidad visual para los proyectos de la UE:

– Para establecer una conexión directa entre el contenido del proyecto y los materiales de comunicación.

– Para ayudar al público a identificarse con las acciones de comunicación y difusión del proyecto.

– Para identificar fácilmente el proyecto en ferias/eventos/conferencias.

– Para establecer una conexión entre los elementos visuales y la redacción utilizada para describir el proyecto en diferentes plataformas (medios sociales, web, impresos).

En cualquier caso, comprender los principios básicos de una identidad visual sólida es clave para facilitar el proceso de lectura y la evaluación de propuestas. Además, es esencial establecer unos parámetros visuales estrictos a seguir, para mantener un uso homogéneo y coherente de los elementos de la identidad visual a lo largo de todo el proyecto; especialmente para ayudar a todos los distintos públicos objetivos a conectar con todos los materiales y acciones de difusión y comunicación y promoverlos de forma eficaz.

Andrea Innovarum

Este post ha sido preparado por Andrea León, Content Manager & Graphic Designer en Innovarum.

Conoce nuestro equipo

Más posts

Inicio » La importancia de una identidad visual homogénea en Proyectos Europeos

#HacemosLaInnovaciónRealidad

¿Tienes una idea para un proyecto? ¿Buscas apoyo en gestión o un socio de comunicación? ¿Tienes alguna otra iniciativa innovadora en mente?

¡Escríbenos!