Newsletter

Consentimiento de privacidad *
For privacy reasons X needs your permission to be loaded. For more details, please see our Política de Privacidad.
I Accept

Sobre el autor

Paula es licenciada en Bioquímica por la Universidad Complutense de Madrid (ES) y graduada en el máster de Biotecnología para la BioeconomÍa por la Universidad de Milán (IT). Con gran interés por la sostenibilidad y la innovación, se adentró en la industria agroalimentaria a través de su experiencia en EIT Food RIS Fellowship en 2020. Previamente, ha trabajado como analista de negocio y Project Manager en una empresa biotecnológica de diagnóstico, en la cual ganó perspectiva de negocio y se interesó por la gestión de proyectos.

En los últimos años, el término Living Lab se ha convertido en un método recurrente para la innovación en los proyectos promovidos por la Unión Europea. Este concepto, a pesar de su aparente carácter abstracto, se materializa logrando que disciplinas sociales, políticas y científicas converjan con un objetivo común: impulsar la innovación con un impacto tangible en todas las esferas sociales.

¿Qué es un living lab?

Un living lab es un concepto, una metodología y un espacio que promueve una manera de entender y abordar el fenómeno de la innovación. En este entorno, la innovación se lleva a cabo en escenarios reales, centrados en la experiencia y los intereses del usuario final, asegurando siempre la participación activa de los distintos actores involucrados en el proceso de innovación. Los laboratorios vivos deben tener las siguientes características:

  • Co-creation
  • Active User Involvement
  • Real Life Setting
  • Multi Stakeholder Participarion
  • Multi Method Approach
  • Orchestestration

En estos ecosistemas, la involucración de agentes pertenecientes a diferentes esferas sociales es esencial. Es el llamado enfoque multiactor (multi-actor approach), el cual se ha convertido en un requisito indispensable en las convocatorias para nuevos proyectos de innovación de la EU.

La cuádruple hélice

Dentro de este enfoque multi-actor, se habla del concepto de cuádruple hélice. En ella, se asegura la colaboración entre cuatro sectores clave: gobierno, industria, academia y sociedad civil. Además, se habla de “hélice” porque las relaciones entre estas esferas no son unidireccionales, sino que sus capas se entrelazan y relacionan entre ellas dinámicamente. A veces, se puede añadir una quinta dimensión para conformar la quíntuple hélice, que incluye también la esfera medioambiental teniendo en cuenta los elementos naturales .

De este modo, las entidades los diversos sectores trabajan juntas para impulsar la innovación en los living labs, creando un ecosistema donde las políticas gubernamentales, la investigación académica, las iniciativas empresariales y las necesidades de la comunidad se integran de manera sinérgica.

¿Por qué son tendencia en proyectos europeos?

El concepto de living lab ofrece a los proyectos una perspectiva holística y flexible que permite atacar los problemas sociales a través de la innovación y co-creación. Por tanto, el desarrollo de ideas y soluciones en un entorno real garantiza que las innovaciones sean prácticas y relevantes para la sociedad. Para la Unión Europea, cada vez cobra más importancia involucrar a los ciudadanos y comunidades locales en la investigación y desarrollo, a diferencia del enfoque más académico que predominaba anteriormente. Además, solo involucrando al ámbito político se puede logar un cambio en las regulaciones y trabas administrativas para tener un verdadero impacto.

Desde su primera acuñación en los años 90 atribuida al profesor William J. (Kidd et al., 1999), y tras el progreso de la idea de living lab a lo largo del principio de siglo, la Comisión Europea ha optado por este concepto en muchos de sus proyectos. Para sumar esfuerzos, en 2006, se fundó la Red Europea de Living Labs (ENoLL: European Network of Living Labs) que se estableció como una plataforma para promover la creación de living labs y favorecer la interación entre ellos una vez creados. Actualmente, ENoLL agrupa más de 480 living labs tanto en dentro como fuera de Europa y actúa como un portal de transferencia de conocimiento aportando recursos informativos y mostrando oportunidades de interacción entre entidades.

Oportunidades para los living labs

El concepto de living lab se puede aplicar en diversos ámbitos y constituir un componente estratégico en las iniciativas europeas de desarrollo, como el Pacto Verde (Green Deal), e impulsar la transición a una economía circular. Esto implica abordar sectores clave como la agricultura, la acuicultura, la industria, la tecnología y también áreas como la energía, el transporte y el turismo.

El fondo de Horizonte Europa, el programa de investigación e innovación de la UE para el periodo 2021-2027, ha financiado cerrado ya 58 convocatorias referentes a creación de living labs desde su comienzo y propone 11 nuevos temas para proyectos de creación de living labs para el año 2024 . Algunas de las convocatorias abiertas para el próximo año relacionadas con la creación de living labs en bioeconomía son:

  • HORIZON-CL6-2023-FARM2FORK-01-1: European partnership on accelerating farming systems transition – agroecology living labs and research infrastructures.
  • HORIZON-CL6-2024-FARM2FORK-02-2-two-stage: Sustainable organic food innovation labs: reinforcing the entire value chain.

Cabe destacar, dentro de la Misión Suelo perteneciente a Horizonte Europa, el objetivo de la creación y establecimiento de un total 100 living labs para 2030, luchando por un suelo europeo sano. Para lograrlo, el proyecto NATI00NS se creó para dar apoyo mediante recursos gratuitos y oportunidades de colaboración, además de organizar eventos y webinarios informativos.

Otros recursos útiles:

Más posts

#HacemosLaInnovaciónRealidad

¿Tienes una idea para un proyecto? ¿Buscas un socio de comunicación o para el desarrollo de modelos de negocio innovadores? ¿Tienes alguna otra iniciativa innovadora en mente?